Anunciamos (anuncio, más bien y por ahora) la exclusividad en poesía que me apremia. No olviden tener en cuenta la cronología, la edad y los tópicos derivados del principio.
Aunque mi orgullo son las actuales, la evolución también marca.

sábado, 4 de abril de 2015

Vuelta a la Incoherencia

No hay más cera que la que arde
y chorrea por los lados de esta vela
mientras de camino quema,
mi laringe hecha catástrofre.

Qué pasará que ahora espera
pero en infortunios se embelesa
buscando la idea más perversa
con el morbo de una estanquera.

Fuera del paraíso encuentro
la gracia que arde en fronteras
cauterizando de raíz mis dudas
devolviéndome a lo cierto.

Incoherencia de realidades
húmeda vuelta al juego
la pausa antes del acorde
del genial solo más lobrego
con las piernas colgando del borde
tiñendo de verde a fuego.

De urgencia envío
de inspiración en pura vena
cuidado que al pensar me quema
y no quiero ser soberbio

El ritmo lo marca el aliento
y las miradas se pierden en blanco
mas lo confieso, seré franco
esos mares merecen ésto.

He aquí la estructura de mi duelo
por la fuga de mi ego
de volver dejó escrito algo,
de la primavera, el celo
y qué le dieran a un bastardo
qué le saco a golpe de escalpelo.

El color ya no me importa
dentro de este acuerdo
que polémico e inconexo
en las noches descomporta.

Ahora, recto en verso,
y por supuesto en viceversa.
Proclibe, se exacerba
y en la normal sale convexo.
La sucesión de lineas
marca el final del texto
el encabalgamiento en tiras
de un poeta hambriento
de puras y crudas experiencias
lejanas de lamento.
Miren el cierre de paciencia
y la caida de su imperio
de la vergüenza rancia
putrefacta cuan dinero.

Un último tiro de cordura
y un trago de cemento.
A la par del blues más lento
a pesar de la ironía,
de poesía, declárome convicto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario